Suscríbete a nuestro boletín y recibe las últimas noticias y ofertas
No te pierdas nuestras Ventajas para tí
Suscríbete a nuestro boletín y recibe las últimas noticias y ofertas
Consulta los cursos gratuitos

Artículos > Reflexología Facial Share

Reflexología Facial

La Reflexología Facial es un innovador método de terapia que estimula determinados puntos y zonas de la cara con fines terapéuticos. A través de la estimulación es posible tratar desequilibrios orgánicos, físicos, psíquicos y funcionales en una forma totalmente natural y la respuesta reflexologica es involuntaria y rápida.

Nuestro rostro constituyen un mapa en el que cada punto y cada área se corresponde con un determinado órgano, glándula o músculo del cuerpo.

Por ejemplo la zona arriba, la seca, tiene vinculación directa con el cerebro, la nariz con la columna y las vértebras, una zona del mentón con los ovarios y así todo nuestro rostro constituyen un mapa en que cada área se representa todo el cuerpo.

Es la base técnica de la reflexologia, una técnica que defiende la estimulación manual de puntos clave con fines terapéuticos.

El método de Reflexología Facial, que es un combinación de diferentes técnicas y de diferentes culturas. La más antigua documentación, hallada en la tumba de un médico egipcio Anknahor de Saqqara, es una pictografía que data del año 2500 a.c. donde describe una práctica de reflexología. Este importante médico practicaba la reflexología podal y facial en su consulta.

También en la América de los Incas, la reflexología ha sido practicada como terapia de salud y prevención en generaciones. Durante siglos, los indios Cherokee de Carolina del Norte, EEUU, reconocieron la importancia del mantenimiento del balance físico, mental y espiritual y practicaban zonaterapia para obtener y mantener este equilibrio.

Existen otras culturas aborígenes que utilizan terapia facial en su forma primitiva, hoy en día en los Andes, en Argentina.

El interés por esta terapia llegó a Europa en el Siglo XIX de la mano del Dr. Alfonso Cornelius, Alemania; siendo el primer médico que prestó especial atención a la reflexología facial. Él mismo sufría una infección grande y se curó a través de la estimulación de puntos y zonas en el rostro. Luego aplicó en forma muy intensiva la técnica en su consultorio con importantes resultados. Publicó el primer artículo ”Druckpunte”, sobre reflexoterapia en Europa, en la revista mensual de medicina en el año 1902.

En 1872 el Dr. William Fitzgerald, de EEUU, examinado por la Universidad de Medicina en Vermont, realizó investigaciones en Viena y Londres sobre la reflexología. Obtuvo resultados interesantes en patologías especialmente de oídos, garganta y nariz.

Durante el siglo XX en EEUU, dos médicos, Dr. George Goodhart y Dr. John F. Thei, realizaron investigaciones importantes en el tema de la Medicina Oriental, creando la técnica kinesiológica que incluye la estimulación craneal.

El origen más importante de la reflexoterapia se remonta a 5000 años, sus bases fueron desarrolladas a lo largo de los siglos por los pueblos orientales. La reflexoterapia manual se creó antes que la acupuntura. Es el componente de la Medicina Oriental Tradicional más antiguo que se conoce. Existen referencias a la edad de piedra y al uso de piedras afiladas, espinas y otros instrumentos para aliviar el dolor y enfermedades. Existen otras referencias acerca de métodos de diagnóstico a través de la oreja, lengua, el rostro y pulso en distintos puntos del cuerpo.

La Reflexología Facial actual, tiene en su creación y formación métodos de las diferentes culturas aborígenes, egipcias y orientales, además de conceptos nuevos de neuro-anatomía.

Los métodos orientales más importantes son de los conceptos de la acupuntura; la craneopuntura, acupuntura cerebral, faciopuntura y rinofacialpuntura.

La Reflexologia Facial actúan en todo el circuito nervioso como regulador del funcionamiento total y en la base de un análisis y creación de mecanismos de tratamiento individual, logra la misma dinámica sobre el proceso nervioso como con la acupuntura y la Medicina Oriental. El mecanismo de los patrones neurológicos y humorales son muy complejos. El concepto es modulado por una hipótesis de "puerta funcional" que está abierta en condiciones normales y el impulso viaja por fibras finas. Cuando se aplica presión manual se produce una corriente de impulsos no dolorosos.

A través de la estimulación con Reflexología Facial es posible de actuar y estimular la liberación de endorfinas, encefálicas y endorfinas y corregir las disfunciones de distintos órganos y sistemas con el reestablecimiento del equilibrio y por tanto, la salud.

También se involucra la liberación de serotonina en el mecanismo de la emisión de impulsos, así mismo actúa sobre el estado emocional y mental.

Se considera que la Reflexología facial tiene el mismo efecto como la acupuntura, pero con la posibilidad de estimular todo el organismo en forma global al mismo tiempo.

La reflexología facial es una etapa intermedia del trabajo zonal básico y puntos de acupuntura y terminaciones nerviosas. Se practica investigando minuciosamente el rostro, signos y condiciones de análisis propios de la técnica, particular para cada paciente.

Trabajando manualmente sobre ciertas zonas básicas, se produce una relajación profunda de tensiones, una estimulación del torrente sanguíneo. Esto se ejerce también sobre todo el sistema nervioso, buscando las manifestaciones de causas para enfermedades o desequilibrios, mediante la excitación de las terminaciones nerviosas.

Luego se estimulan puntos de acupuntura en el rostro, relacionando las líneas de los meridianos que unen los puntos y las zonas de la reflexología, con el sistema nervioso central.

Las observaciones neurobiológicas presentan una organización elemental, localizando las estructuras de este sistema. Lo esencial en la Reflexología Facial , reclama la unidad de todo el organismo, a través de las conexiones entre el sistema nervioso central, el sistema hormonal y los meridianos, canalizando la corriente eléctrica.

Con la reflexología facial es posible, después de un análisis de palpación. Explorando el tejido en zonas del rostro, pueden palparse unos engrosamientos que se denominan depósitos, localizados en las siguientes áreas:

a) Epidermis, donde se recogen las sensaciones de tacto y el dolor. b) Dermis, donde se recogen los estímulos de temperatura, calor y frío. c) Hipodermis, donde los receptores son sensibles a la presión. En este nivel se localizan los depósitos mas importantes.

Decimos que un depósito refleja el desequilibrio entre el órgano y la zona que representa.

El grosor del tejido tiene importancia en la acumulación de depósitos, o mas bien en el tamaño de una zona. Esto explica la diferencia para poder determinar con facilidad o no depósitos en las distintas áreas del cuerpo.

Este análisis de palpitación durante el trabajo básico de 7 etapas, estimulando el funcionamiento corporal global, nos permite desarrollar un tratamiento más específico, exacto e individual. Luego después el trabajo básico es posible utilizar 11 diferente técnicas de facio terapias adicionales según de los síntomas que tiene cada persona.

Una de este técnicas consiste en un metodología de Vietnam de más de 3000 años de antigüedad, el Dien Cham, hoy al día llamado cibernética. Con este metodología es nos permiten de constituir la cara en un verdadero teclado de ordenador que permite mandar a los órganos, funciones y zonas del cuerpo informaciones a través una estimulación muy simple.

El método de faciolectura visual

El método también establece la posibilidad de un análisis por la observación de signos o cambios en la cara del paciente y se realiza el tratamiento actuando sobre estos puntos y zonas específicas en la cara, al producir por un mecanismo reflejo cambios o respuestas a nivel del órgano o zona afectada.

De acuerdo con el grado o intensidad de la afección existen uno o varios signos por la observación simple de las zonas de los aborígenes: color de menor o mayor intensidad, congestivos o pálidos, con aumento de la vascularización, lunares, vitíligo, pequeños nódulos, poros muy abiertos.

La evaluación del estado de salud se realiza combinando las observaciones visuales y el análisis de la palpación.

A través de observaciones de las arrugas y pliegues en el rostro, es posible determinar el estado de degeneración de un órgano correspondiente a la zona respectiva.

Según la fisonomía, el estudio de personalidad y carácter a través del rostro, las arrugas y pliegues tienen un significado psicológico. También existen varios enfoques del estudio fisonómico y es difícil determinar el significado con seguridad. Las indicaciones en las ilustraciones pueden dar una orientación y muestra que no todas las arrugas son negativas, sino solo un signo de experiencias en la vida.

LA REFLEXOLOGÍA FACIAL CON FINALIDADES ESTÉTICAS

La aplicación de Reflexolgía Facial también tienen finalidades estéticas y es un buen ejemplo de la utilización de una metodología de terapia complementaria para la Estética.

Al tratar los puntos y zonas de la cara, ya sea para el acné o para otras alteraciones, además de una acción beneficiosa sobre los trastornos de la salud, se consiguen notables resultados sobre el aspecto de todo el rostro.

La Reflexología Facial es excelente como alternativa a los tratamientos quirúrgicos. Los tratamientos de estética con la Reflexología Facial son todavía más útiles si se los compara con los agresivos procedimientos que se utilizan, como el estiramiento de la piel o el de quemar las capas más superficiales con el fin de eliminar las células más envejecidas.

Las ventajas de la Reflexología Facial son las siguientes:

- No es dolorosa -se produce una limpieza de cutis profunda.
- se produce un efecto inmediata de lifting
- Las arrugas se atenúan, a veces hasta hacerse imperceptibles, de forma que los demás no notan un cambio en la fisonomía.
- La Reflexología Facial regula el estado de humedad de la piel y actúa a nivel de salud de todo el cuerpo. Se puede repetir siempre que sea conveniente.

Utilizando la Reflexología Facial en la estética usamos entre varias adicionales una técnica de estimulación muscular originalmente desarrollado por el experto en manipulación facial Dr. Castillo Morales de Argentina. La técnica muscular ha sido practicada como terapia de salud por los aborígenes de los Andes en el norte de Argentina en generaciones.

Los músculos de la mímica y la expresión hacen que la acción sea en un doble sentido: del mismo modo que las arrugas dependen de la vida interior, reflejan los hábitos y muchas veces pueden ser consideradas cicatrices emocionales, el tratamiento borra las tensiones, lo que explicaría la sensación de bienestar.

La estimulación muscular tiene un acción completa sobre la piel de la cara, cuyas propiedades logran invertir el mecanismo de envejecimiento. Después de estimular directamente músculos y tendones, esta revolucionaria terapia recupera el tono del rostro de una forma efectiva, a través de un tratamiento puro y 100% natural.-

Con la reflexología facial el objetivo es el solucionar y equilibrar no solo anomalías en la piel, sino la mejoría en todo el organismo y de esta forma remodelar la vida mental, emocional y física de la persona.

Lone Sorensen. Reflexoterapeuta Prof. De Reflexología y temprana Terapia.

Más información Amarantha info@amarantha.com Tel: 93 410 58 82 mobil 672 36 72 74.

Mª Teresa Llobet

Terapìa Gestalt